domingo, 13 de agosto de 2017

TUY Y VALENÇA DO MINHO. Por tierras fronterizas

El río Miño hace de frontera natural entre los dos países ibéricos, sus aguas separan Tuy en España, de Valença do Minho, en Portugal. Con la creación del reino portugués estas tierras fueron disputadas por ambos reinos, de ahí, la fortificación de las dos ciudades.
Un paseo por la ciudad medieval de Tuy nos llevará por estrechas calles y por casas nobles para llegar a la Catedral de Santa María de Tuy, edificio que identifica la villa tudense. Iniciada su construcción en 1120 finalizó la misma en 1232 y es conocida como la catedral fortificada.
Al viajero algo despistado le puede ocurrir que, al cruzar el río Miño por el puente, crea que continúa en la ciudad gallega, pero no sólo ha ido a una nueva ciudad, sino que está en un nuevo país. El puente internacional debe su construcción a la necesidad de comunicar por ferrocarril los dos países. Fue inaugurado en 1886 y une las dos orillas del río. La parte superior del puente se habilitó para el paso del tren y la inferior con sus puestos fronterizos a ambos lados, para los vehículos.
En la orilla portuguesa está Valença do Minho, una ciudad que destaca por su recinto histórico amurallado. En él encontraremos numerosas tiendas para la compra de ajuar casero, ya que, tradicionalmente Portugal ha sido lugar de compras textiles a buen precio. El camino portugués de peregrinación a Santiago, que parte desde Lisboa, se despide del país luso en Valença e inicia su andadura por tierras españolas en Tuy.
En un recorrido por la Fortaleza de Valença tendremos la oportunidad de disfrutar de una vista inmejorable de Tuy, del puente internacional y del río Miño, ejerciendo éste hoy sólo de frontera geográfica, en una Europa sin fronteras.
in Diario Informacion