terça-feira, 27 de junho de 2017

Las parroquias de Tui claman por mejoras en sus parquesMientras que algunos se han arreglado

Que las parroquias de Tui necesitan un lavado de cara es una conclusión que comparten vecinos y políticos de todas las corrientes. En los últimos años, los parques infantiles de la periferia de la capital de O Baixo Miño sufrieron una degradación enorme debido a la falta de mantenimiento. Balancines rotos, maleza demasiado alta, juegos a punto de caerse, pintadas vandálicas... Es lo que se encontraban los padres que llevaban a sus hijos a los parques de las parroquias tudenses. Y algunos se lo siguen encontrando a diario.Pese a que el gobierno municipal ya ha acondicionado áreas infantiles como las de Caldelas o la de los jardines de Troncoso, algunas siguen presentando una imagen más que mejorable. Es el caso del parque infantil de Guillarei, situado en las afueras del colegio y tras el centro cultural. Lo que más llama la atención son las pintadas vandálicas detrás de dicho centro, con imágenes obscenas que los pequeños que se sientan en los balancines ven de frente. No es lo único. Algunos elementos de juego se encuentran en riesgo de caída, con la madera podrida y el suelo suele presentar una importante cantidad de basura. Es un parque que utilizan los niños del colegio público de Guillarei prácticamente a diario.No es el único en mal estado. El de la parroquia de Pexegueiros, que también suele estar baste concurrido requiere una rehabilitación urgente. Las bases de madera de las redes de escalada están rotas y se podrían caer en cualquier momento, el suelo presenta boquetes enormes, algunos balancines están sucios y en muy mal estado... «El parque lleva aquí más de trece años y no recordamos que vinieran a arreglarlo nunca», asegura Susana Gutiérrez, vecina de Pexegueiros que tiene dos pequeños a los que suele llevar varias veces a la semana. Por si esto no fuese suficiente problema, esta zona infantil no tiene un acceso para las sillas de los niños por lo que, habitualmente, los padres se ven obligados o bien a dejarla fuera o bien a levantarla en brazos.«En el Concello nos han dicho que vendrán próximamente a arreglarlo», asegura otra madre de la zona, Ana María de Sousa. RehabilitaciónPrecisamente, el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, asegura que el de Pexegueiros es el próximo en el proyecto de rehabilitación de los parques de las parroquias que el gobierno está llevando a cabo en los últimos meses gracias a los fondos del Plan Concellos de la Diputación. Los operarios han finalizado en los últimos días de rehabilitar la zona infantil de Caldelas y, poco antes, fue el turno de la situada en los céntricos jardines de Troncoso. Ambas se encontraban en un estado precario. El área de juegos de la parroquia de Randufe es una de los que presenta una mejor cara, con el pavimento en buen estado, los elementos de juego recientemente pintados y sin ningún peligro a la vista para los más pequeños.«Cuando llegamos al gobierno en el 2015, todos los parques de Tui estaban en un estado lamentable», recuerda Cabaleiro, señalando al gobierno del Partido Popular. El regidor socialista añade que también está en los planes del Concello reformar el de Guillarei pero, de momento, no hay una fecha concreta para su rehabilitación.El principal candidato a presidir el PP de Tui, José Ángel López Taboada, aseguró a este periódico hace una semana que el actual gobierno tenía completamente abandonado el rural y las parroquias que, en su opinión, necesitan cuanto antes un lavado de cara.
in La Voz de Galicia