quinta-feira, 15 de junho de 2017

Vecinos de Tui se movilizan contra el ruido en el casco histórico

Los vecinos del casco histórico de Tui no aguantan más. Llevan meses soportando cómo algunos locales incumplen la normativa de ruido provocando que muchos residentes no puedan dormir por las noches. Por ello han decido pasar a la acción y acaban de presentar en el Concello cien firmas para solicitar soluciones urgentes a la contaminación acústica de la zona histórica.«Llevamos muchos años soportando estos problemas. Y en los últimos meses, la situación se ha recrudecido», se lamenta Jesús Vila, presidente de la Asociación Foro Tude y colaborador del Colectivo Cidadán do Casco Histórico de Tui. Este empeoramiento de la situación procede, según Vila, del hecho de que varias discotecas han comenzado a fletar autobuses que traen a decenas de jóvenes procedentes de distintos municipios de la comarca de O Baixo Miño.Lo que los vecinos reclaman al gobierno municipal es que actúen contra los locales que incumplen la normativa y que carecen de las licencias urbanísticas correspondientes. Jesús Vila asegura que «hay establecimientos que tienen licencia de bocatería y tienen la música a tope toda la noche». Los colectivos vecinales conminan al Concello a que regularice todos estos casos y que emprenda las acciones necesarias contra los locales que incumplan la normativa. Aseguran que son varios los bares y discotecas que infringen la normativa, especialmente los fines de semana.El alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, asegura que es cierto que hay establecimientos que no cuentan con la licencia adecuada. «El gobierno lleva tiempo trabajando sobre este tema, estamos en una fase de resolución de expedientes», asegura el regidor, que añade que están buscando una solución a este tema.En las próximas semanas, la Policía Local dispondrá de un sonómetro y hará inspecciones periódicas para medir el nivel de ruido de los locales. En el caso de que superen lo establecido legalmente, serán sancionados. Sin ordenanza municipalEl gobierno local ya intentó en dos ocasiones aprobar una ordenanza municipal contra el ruido para endurecer las sanciones, pero a la oposición no le convencieron las cifras. La ordenanza contemplaba multas desde 12.000 a 300.000 euros para infracciones graves, esto es, aquellas que superen en más de seis decibelios el volumen permitido. Los incumplimientos leves contemplarían sanciones de hasta 600 euros. Son cantidades que se contemplan en la normativa autonómica de contaminación acústica.En una temporada marejada política como la actual, el alcalde no descarta volver a intentar llevar la ordenanza a pleno, pese a que la oposición ya se la tumbó dos veces.El del ruido no es el único problema al que se enfrentan los vecinos del casco histórico de Tui. Los fines de semana especialmente, las calles aparecen llenas de residuos debido a la marcha nocturna, problema que se ha agravado en los últimos meses con el aumento de jóvenes que llegan a Tui procedentes de municipios cercanos a pasar la noche. Esta situación sí se espera que mejore tras la aprobación del nuevo contrato de limpieza.
in La Voz de Galicia