quinta-feira, 23 de fevereiro de 2017

El centro de salud de Tui lleva cuatro meses con luz de obra y sin licencia

El permiso municipal está pendiente de la ubicación de 38 plazas de aparcamiento
Cuatro meses con luz de obra y sin licencia de primera ocupación. Así es como lleva funcionando el nuevo centro de salud de Tui desde su apertura en octubre del año pasado. El Sergas no ha podido terminar con la mudanza al nuevo edificio por problemas administrativos y el retraso de las obras de conexión al suministro eléctrico. Esta situación impide desterrar definitivamente las viejas instalaciones, que además de pequeñas para la población actual de Tui, no cuentan con accesos adaptados para personas con problemas de movilidad. Así las cosas, los tudenses disponen de dos centro de salud. Uno, el viejo, que es el que abre por las mañanas para las consultas de atención primaria, mientras que el nuevo ya está disponible por las tardes para atender las urgencias.El motivo de este retraso es que aún no ha terminado de instalarse la acometida eléctrica en las nuevas instalaciones sanitarias. Este retraso se debe a un contencioso entre la compañía eléctrica y el Sergas para ver cuál de los dos era el competente para realizar la acometida eléctrica.Finalmente, Industria ha fallado a favor del Sergas y ha obligado a la empresa eléctrica ha realizar las obras. Estos trabajos ya han comenzado, pero por el momento no hay fecha para que concluyan. El Ayuntamiento tampoco concede la licencia de primera ocupación porque, una vez ejecutadas las obras, no se han creado las 38 plazas de aparcamiento que estaban contempladas en el proyecto conforme al cual se dio la licencia.El alcalde, Enrique Cabaleiro, explicó ayer que están trabajando en esta cuestión y espera que a lo largo de los próximos días pueda solventarse este problema. Cuando el gobierno municipal dio la licencia de construcción durante el anterior mandato marcó unas plazas de aparcamiento que, con el desarrollo de las obras, se ha visto que eran de imposible ejecución.Algunas de estas plazas se establecieron en zonas donde no hay espacio para poderlas trazar, frente al teatro municipal o tapando otras entradas del edificio de Área Panorámica «Fue un apaño para darle cobertura legal al proyecto», explica el alcalde, Enrique Cabaleiro. El gobierno municipal trabaja ahora en poder ubicar estas plazas dentro de un radio de 200 metros, que es lo que marca la normativa urbanística, para poder así conceder la licencia de primera ocupación, de forma que el centro de salud pueda abrir con todas las garantías legales. InversiónEste equipamiento ha supuesto una inversión de 4,1 millones de euros para dotar al municipio de unas instalaciones modernas con todos los medios técnicos y diagnósticos para prestar una atención de calidad. La construcción del edificio respondía a una larga demanda de la ciudadanía, al haberse quedado completamente obsoletas las viejas instalaciones con el crecimiento de la población y al carecer de accesos adaptados. La elección del lugar cerca de Área Panorámica permite que siga estando situado en el centro, por encima de otras opciones que se barajaron en su momento y que no resultaban ventajosas al alejar el equipamiento sanitario del centro de la ciudad.El edificio comenzó su actividad a mediados de octubre del año pasado una vez que concluyeron las obras y el Sergas lo equipó con todo el material necesario para poder atender a los pacientes. Un médico de atención primaria, un pediatra y dos enfermeras se desplazaron a estas instalaciones. La unidad de fisioterapia que presta atención durante las tardes también trasladó aquí su actividad.Mientras se daban ya los últimos retoques al edificio, surgió la controversia en torno a quién tenía que costear la conexión del inmueble a la red eléctrica, lo que ha obligado a que las instalaciones hayan tenido que comenzar su actividad de forma precaria con luz de obra.Una controversia sobre quién tenía que costear la acometida ha retrasado las obras.
in La Voz de Galicia