terça-feira, 21 de fevereiro de 2017

El gobierno de Tui plantea tarjetas para residentes o semáforos en Obispo Salvado

El gobierno municipal de Tui está barajando varias alternativas para la solución del conflicto de la calle Obispo Salvado. Pero la calle no volverá a ser de doble sentido para todos. Así lo asegura el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro: «No contemplamos el estatus anterior». El regidor señala que dos de las soluciones preferidas son la instalación de semáforos en el vial, que permitan regular el tráfico, o una tarjeta para residentes, que en este caso podrían circular por esa calle en ambos sentidos, como hacían antes.El próximo jueves el alcalde se reunirá con los representantes de la asociación de Riomuiños para trasladarle estas posibles soluciones y llegar a un acuerdo que solucione un conflicto que ha levantado ampollas entre los vecinos afectados. Algunos de ellos se personaron en el pleno municipal celebrado el pasado jueves para pedir explicaciones al gobierno municipal. Los afectados no entienden el cierre de la calle y acusan al alcalde, Enrique Cabaleiro, de no dar las explicaciones que justifiquen la acción del gobierno. 
Los representantes municipales aducen razones de seguridad, pero la asociación asegura que en la calle Obispo Salvado nunca ha habido ningún incidente. Una de las vecinas afectadas, en el pasado pleno, aseguró incluso que antes no temía por la seguridad de sus hijos, mientras que con el sentido único de la calle sí que lo hace. A la asociación no le convence la explicación de Cabaleiro, y exige al alcalde que aclare si hay algún otro motivo por el que haya decidido tomar esta medida. Además, acusa al gobierno municipal de tomar esta decisión unilateralmente, sin consultar en ningún momento a los afectados. 
El cierre de este vial ha obligado a los vecinos que viven allí a tener que dar un rodeo de más de cuatro kilómetros para acceder a sus domicilios. Una de las escasas alternativas que tienen para llegar a sus casas, es atravesar la parroquia de Randufe, pasar por las estrechas calles de Las Valiñas, donde además hay que atravesar un puente antiguo por el que apenas cabe un coche para cada sentido y, por último, cruzar un camino que actualmente no está asfaltado y que está rodeado por un muro que se encuentra en muy mal estado.«Solicitamos conocer los informes que llevaron a la concejalía de Tráfico y Seguridad a imponer el sentido único. 
Solicitamos también conocer los informes que el concejal de Tráfico y Seguridad trató con el Ministerio de Fomento, y que avalaban la medida del sentido único, tal y como afirmaba en unas declaraciones públicas. Exigimos una explicación seria y argumentada», defiende la asociación Riomuiños en un comunicado.Calle San TelmoDurante el día de hoy, además, permanecerá cerrada al tráfico la calle San Telmo, debido a las obras que se llevarán a cabo en este vial. El corte se realizará desde las 8.00 de la mañana, y se prevé que se mantenga durante toda la jornada.
in La Voz de Galicia