terça-feira, 23 de dezembro de 2014

El plazo de la Fiscalía para arreglar el conflicto gitano se agota sin soluciones

El plazo marcado por la Fiscalía Superior de Galicia para resolver el conflicto entre los ambulantes de etnia gitana finaliza sin resultado positivo. Los ambulantes "zamoranos" y "castellanos" que residen en Tui y Porriño, que aspiran a vender como autónomos en los mercadillos, por cuenta propia y sin pertenecer a cooperativa alguna, agotan, sin recursos económicos, esta etapa concedida por la Fiscalía para un arreglo pacífico de sus diferencias con los gitanos gallegos.
Todas las vías de posible arreglo con el colectivo de gitanos "gallegos" se han intentado sin avance alguno que haga posible la normalización de su vida, con trabajo de venta en los mercadillos y sin vinculación con cooperativa de ningún tipo. De esta forma se da por cumplido el plazo dado por el Fiscal Superior de Galicia sin lograr la "resolución consensuada y pacífica al conflicto" que se podía esperar.
El colectivo de zamoranos ha mantenido reiteradas reuniones, en las que han mediado arregladores y pacificadores, intentando resolver la situación para poder ejercer como autónomos y por cuenta propia en su trabajo como vendedores de los mercadillos, pero todo ha sido inútil.
La conclusión evidente es que han fracasado en los reiterados intentos, que se intensificaron desde el pasado día 10 de diciembre, a raíz del comunicado emitido desde la Fiscalía Superior de Galicia, donde dejaba "espacio a la negociación y a la posible resolución consensuada y pacífica del conflicto por los propios interesados, siempre que la misma sea respetuosa con los derechos y libertades de las personas, antes de decidir definitivamente sobre el ejercicio de la acción penal".
La Fiscalía incidía el pasado día 10 de diciembre que "la vía de resolución del problema pasaría, en todo caso, por permitir a los vendedores ambulantes el libre ejercicio de su actividad profesional, sin ningún tipo de represalia, regularizando su situación laboral y garantizando su incorporación inmediata a los mercados locales" .
Además hizo constar que debería respetarse "el derecho del colectivo afectado a gestionar su alta como autónomo en la Seguridad Social, al margen de la cooperativa de vendedores ambulantes", precisó.
En poder de la Fiscalía, como así informó, figuran los informes de la Guardia Civil de Tui y de O Porriño y el de la Consellería de Educación sobre las condiciones de escolarización de los menores afectados por el desplazamiento de las familias, hoy en día solventada, al haberse reincorporado ya a los colegios.
Las familias de estos ambulantes permanecen en sus casas o en las de familiares, sin trabajo y recibiendo ayudas para alimentarse gracias a vecinos, Cruz Roja, asociaciones y Concellos, después de que el 30 de noviembre la gran mayoría de ellos regresara del "exilio" que les llevó a lugares de Zamora y Valladolid, siguiendo a los cuatro "pastores" que fueron desterrados por el considerado como rey de los gitanos de Galicia, por el hecho de aspirar a instalarse en los mercadillos como autónomos y como independientes de la cooperativa.
El alcalde de Tui, Moisés Rodríguez, informó ayer que en la renovación de puestos del mercadillo se estudiará "caso por caso y en función de las circunstancias " la concesión, incluida la de cooperativas.
in Faro de Vigo

Sem comentários:

Publicar um comentário