domingo, 18 de setembro de 2016

Los arqueólogos sitúan la necrópolis de Tui siglos antes que la iglesia románica

El camposanto medieval es entre 100 y 600 años más antiguo de lo que se creía
En arqueología la edad es siempre un valor añadido. De ahí que la nueva línea de investigación abierta al sacar a la luz la necrópolis de Tui tras medio siglo bajo tierra incremente las expectativas de los expertos. La arqueóloga Nieves Veiga demostró en junio que su extensión superaba la de la superficie de la iglesia de San Bartolomé bajo la que se hallaba tras localizar restos de una iglesia románica primigenia del siglo XI. Su colega de trabajo, Patxi Pérez Ramallo, que asumió la exhumación de los restos de los seis cuerpos que albergaba, apunta ahora que la necrópolis es anterior a esa construcción primitiva. Su estudio hace que al camposanto medieval tudense le caigan entre cien y seiscientos años más.«Con alta probabilidade é anterior ao século XI, seguramente de entre ou V e ou VII aínda que tamén podar terse empregado ata ou X. Ou que está claro é que nese emprazamento había algo realmente importante ou foi un lugar de enterro significativo dende a Tardo Antigüedade», explica Patxi Pérez Ramallo. Harán falta análisis y pruebas de carbono 14 para poder determinar la cronología exacta a través de la edad de los últimos esqueletos, indica este joven de 28 años que es uno (sino el único) de los bioarqueólogos con especialidad en análisis osteológicos y biomoleculares de Galicia.Nieves Veiga localizó tres nuevas tumbas extramuros, una con tégula romana, otra medieval de piedra y una tercera moderna excavada en la tierra, superpuestas y de distintas épocas, con las que se elevó a catorce el número de sepulturas de la necrópolis. Este descubrimiento fue clave para determinar que la extensión del conjunto funerario descubierta en la década de los setenta por Chamoso Lamas, quien ya la comparó en importancia con la de Santiago de Compostela por ser de las únicas que albergaba restos óseos «Está claro que estamos ante unha zona de grande valor potencial para poder realizar unha escavación en área» apuntan los expertos que exhumaron los primeros restos del camposanto medieval que se esconde bajo tierra en el entorno del centro urbano de Tui.«Sabemos que é anterior á igrexa románica do século XI polo contexto arqueolóxico: O tipo de tumbas con presenza de tégula romana e o feito de que, alomenos dúas das olumnas románicas foron construidas sobre os muros de bloque granítico das tumbas», indica Patxi Pérez Ramallo. El bioarqueólogo apunta que «posiblemente para construir as tumbas reutilizasen materais dunha antiga edificación romana porque hai tégula e presencia de manterais máis nobres nalgunhas tumbas coma o mármore». Otro de los aspectos que destaca es que fueron construcciones planificadas.La investigación se ha trasladado ahora a Santiago, donde analizarán en el laboratorio los restos exhumados de varios esqueletos de hace seis siglos. Durante las últimas semanas se han secado ya que precisamente la retirada de los restos se hizo porque las filtraciones de agua comprometían su viabilidad. Otro de los atractivos de este proyecto es el empleo de técnicas punteras con las que se intentará desentrañar la historia de los cuerpos exhumados. Serán sometidos en la empresa Bioarcx de Santiago de Compostela a análisis osteológicos y paleopatológicos que podrían llegar a desvelar hasta las causas del fallecimiento de estas personas.
in La Voz de Galicia