quarta-feira, 29 de março de 2017

Tres agentes salvan a una mujer que iba a arrojarse desde el puente de Tui Valença

Dos guardias civiles y un efectivo de la GNR lusa lograron sujetarla y alejarla de la barandilla - Tenía una cuchilla con la que se causó cortes

Una acción rápida y coordinada que permitió salvar una vida en el antiguo puente internacional que une Tui con Valença do Minho. Dos guardias civiles y un agente de la GNR lusa impidieron que una mujer que estaba a punto de arrojarse al río Miño, y que además estaba provista de una cuchilla de bisturí con la que ya se había hecho varios cortes, se tirase desde esa estructura. Los hechos ocurrieron este lunes. Se da la circunstancia de que la semana pasada, en este caso en el nuevo puente, apareció un vehículo perteneciente a una vecina de Lisboa con una nota de suicidio en su interior. El amplio dispositivo de búsqueda, con medios españoles y portugueses, aún no dio resultados. 
La alerta sobre el último suceso se recibía a primera hora de la noche del lunes. Un ciudadano avisó en el centro de cooperación policial y aduanera hispanoportugués de Tui-Valença de que había visto a una mujer en el viejo puente y que aparentemente pretendía tirarse al agua. Dos guardias civiles destinados en ese centro y un efectivo de la GNR fueron de inmediato a pie hasta allí y efectivamente comprobaron como la mujer estaba apoyada en la barandilla. Además, portaba una cuchilla con la que hacía ademán de querer cortarse en el cuello. 
Manteniéndose a cierta distancia, dos de estos agentes intentaron tranquilizar a la mujer, mientras que el tercero, uno de los guardias civiles, aprovechó un descuido de ella para cogerla de un brazo y tirar de ella hacia la zona interior del puente, consiguiendo ponerla a salvo. La mujer estaba muy nerviosa y trató de soltarse para ir de nuevo hacia la barandilla y cumplir sus intenciones, pero los efectivos, en una acción no exenta de riesgo dado la cuchilla que llevaba, lograron sujetarla y llevarla a un lugar sin riesgo. 
La mujer había llegado a causarse cortes, pero no se temía por su vida. Servicios médicos del país vecino la llevaron a un centro sanitario.
in Faro de Vigo