segunda-feira, 27 de março de 2017

Un centro en busca de alumnos

En el Seminario Menor de Tui cursan estudios de ESO 26 adolescentes procedentes de diferentes puntos de la provincia. El centro cuenta con uno de los pocos internados que existen en la actualidad en toda Galicia
Más de siglo y medio de historia presiden los pasillos del Seminario Menor de Tui. Por este edificio, situado en pleno casco histórico de la ciudad fronteriza, han pasado la mayor parte de los aspirantes a sacerdotes de la diócesis. Aquí se recibe a jóvenes que siguen los estudios de ESO y que buscan “una educación con una marcada formación espiritual en un ambiente familiar y con la posibilidad de estar en régimen de internado”, explica el director del centro Fernando Cerezo. 
En la actualidad en este centro cursan sus estudios 26 alumnos, de los que sólo algunos seguirán hacia el Seminario Mayor de San José, en Vigo. Concretamente de los seis seminaristas que decidieron dar el paso para ser sacerdotes, dos proceden del Seminario Menor tudense. Pese al descenso notorio en el número de aspirantes, “nosotros estamos con las puertas abiertas a todos los que quieran venir a visitarnos, aunque sólo sea por mero interés arquitectónico e histórico del edificio”, asegura su máximo responsable. 
Este centro es uno de los pocos que existen en Galicia en el que mantienen el internado, abriendo así la posibilidad de que cursen aquí sus estudios alumnos procedentes de otros puntos de la provincia. La vinculación que los estudiantes crean con el seminario es “muy fuerte. Procuramos que el ambiente sea siempre muy cercano, de respeto y con una formación completa, no sólo académica como también a nivel humano”. Esto ha logrado que muchos de los exalumnos regresen a visitar el lugar en el que estudiaron, aunque reconocen que “no se ha creado una asociación de antiguos alumnos, como hay en otros sitios. Es un aspecto que hay que reconocer que tenemos un poco descuidado”.
El seminario menor da clases de la ESO como centro concertado desde el curso escolar 2011/12, momento en el que se puso en marcha una nueva etapa ante la caída del número de seminaristas. Actualmente se imparten todos los cursos de ESO, con clases de mañana y de tarde. 
"Cada año intentamos aumentar el número de alumnos, pero quizá nuestra apuesta principal sea en mantener una enseñanza muy personalizada, en la que el alumno está siempre en primer plano", asegura el rector del centro educativo.
in Atlântico Diário