segunda-feira, 19 de outubro de 2015

Detenido un joven porriñés por la explosión de un cajero en Tui

La Guardia Civil busca a su cómplice de nacionalidad portuguesa
La Guardia Civil ha detenido a un joven de 26 años, H.M.F., vecino de O Porriño, como presunto responsable de la explosión y posterior robo de 31.000 euros de un cajero de la sucursal de Abanca de Guillarei durante la madrugada del pasado 25 de febrero. Su cómplice, de nacionalidad lusa, se encuentra en busca y captura por estos hechos.
Los agentes llevaban meses investigando y pudieron localizar en las inmediaciones de la localidad portuguesa de Monçao una vivienda en la que se almacenaban materiales que presuntamente fueron empleados para el robo. Encontraron restos de un cajero automático, un inhibidor de frecuencias para inutilizar las alarmas, una botella de acetileno y otra de oxígeno, restos de una mecha, dos teléfonos móviles, mazas, barras de hierro y varios pasamontañas.
Los objetos guardan relación con el procedimiento utilizado para perpetrar el asalto a la sucursal bancaria de Guillarei. Los delincuentes utilizaron una técnica consistente en mezclar acetileno con oxígeno e inyectarlo en el interior del cajero automático, con el fin de provocar la explosión y conseguir su destrucción para acceder a los cajetines del dinero.
La deflagración causó importantes daños en la oficina bancaria y una gran alarma entre los vecinos del inmueble, que se despertaron sobresaltados y avisaron a la Guardia Civil. Las investigación se puso en marcha de manera inmediata en la que la Guardia Civil recibió la colaboración de la Comisaría de Vigo y la policía judiciaria portuguesa. El hallazgo de la vivienda permitió la localización y arresto del joven de O Porriño.
El detenido, que ya había sido detenido en el 2013 por otros robos en cajeros con el mismo procedimiento, fue puesto a disposición del juzgado de instrucción número 3 de Tui, que decretó su libertad provisional con cargos, pendiente de juicio y con obligación de presentarse periódicamente en la sede judicial.
Las pesquisas se centran ahora en localizar al ciudadano portugués, que ya ha sido identificado, sobre el que recae una orden judicial de búsqueda y captura.
in La Voz de Galicia