segunda-feira, 23 de novembro de 2015

El juez imputa al exalcalde de Tui porque no cerró un gimnasio

El gobierno de Tui suspende la actividad del centro por falta de licencia
El exalcalde de Tui, Moisés Rodríguez ha sido imputado por un presunto delito de desobediencia por no haber tramitado, supuestamente, el expediente de reposición de la legalidad y cierre de un gimnasio en el casco urbano del municipio. El centro lleva más de dos décadas funcionando pero no tiene licencia de actividad según confirmó ayer el gobierno local, que ha ordenado el cese de la misma mientras no se resuelva el expediente abierto hace una semana.
El juzgado de instrucción número 1 de Tui investiga el caso que aún está en diligencias previas pero que obligará al exregidor popular a sentarse en el banquillo en el mes enero.
La concejala de Urbanismo Yolanda Rodríguez ha ordenado el cese de la actividad y la apertura del expediente de reposición de la legalidad según la orden dictada por el juzgado y que, supuestamente desatendió el exalcalde. Moisés Rodríguez manifestó ayer que «el juzgado, siendo yo alcalde, jamás me advirtió de ningún delito de desobediencia, por lo que no entiendo cómo pueden imputármelo ahora, además en la citación no se me explica el por qué, realmente no sé los motivos de esta imputación». El exalcalde indica que «el juez solo me apercibió en su día de las posibles multas coercitivas a las que me exponía si no se informaba puntualmente de la tramitación del expediente, pero tampoco impuso nunca ninguna porque sí se tramitó el expediente y se le informó rigurosamente del proceso al juzgado cada quince días».
La concejala de Urbanismo, Yolanda Rodríguez, señala que, aunque se ha ordenado el cese de la actividad y hay que estudiar ahora las posibles alegaciones que presente la propiedad, «consideramos que la actividad sí es legalizable». En este sentido, la edila confirmó que la empresa «ha cumplido hasta la fecha con todos los requerimientos realizados por este gobierno local durante los últimos meses y realizado todas las reformas que se le han indicado tendentes a su legalización, solo les falta que subsanen los relativos al tema de los ruidos». La concejala señaló que «se trata de un expediente muy complejo, hay que revisar la situación legal de todo el edificio en el que se encuentra el gimnasio, porque está en un bajo, las normativas en materia urbanística, de accesibilidad, de ruidos y también de patrimonio ya que está en la zona de afección del Camino de Santiago Portugués». La edila considera que «es una lástima que el expediente no se haya tramitado en su momento, porque en un año se pudo haber resuelto». La denuncia fue presentada por los vecinos del inmueble en el que se ubica el gimnasio en el Concello. Una sentencia del juzgado de lo contencioso Número 1 de Pontevedra de septiembre del 2013 ordenó al Concello a tramitar esta denuncia presentada dos años antes. Los vecinos acudieron a la vía judicial y presentaron el recurso contra el silencio administrativo anterior del Concello.
«Somos los primeros interesados en que se resuelva este expediente porque llevamos 25 años esperando por la licencia. Hemos tramitado hasta tres proyectos en este tiempo, con una inversión de 2 millones de euros en las instalaciones y 20 empleados», aseguró ayer el dueño del gimnasio, Eduardo Sanjurjo. El propietario indicó que «somos unos de los muchos damnificados que esperan desde hace años en Tui por una licencia por culpa de los despropósitos urbanísticos que se han sucedido en el Concello en los últimos 25 años, esto sí que es de juzgado de guardia». El dueño ratifica, como avanzó el gobierno local, que ya tienen todas las autorizaciones. «No se me ha concedido aún la licencia teniendo todos los permisos e informes favorables, incluso los sectoriales y de Patrimonio», resaltó.
in La Voz de Galicia