terça-feira, 16 de fevereiro de 2016

Comprarla en Valença y aplicarla acto seguido en Tui

Familias que se resistían a bajar a Portugal se lo piensan de nuevo. Otras ya lo hacen para adquirir la segunda dosis. Una vez puesta la primera vacuna, no debe transcurrir mucho tiempo para aplicar la segunda. Por ello, padres que no la consiguen en Galicia apuestan de nuevo por el país vecino. "No hace falta que reserve, tenemos 'stock' suficiente", dijo el boticario luso a una madre que acaba de viajar al país vecino para comprar la segunda dosis (el coste en Portugal es de 97 euros). En este caso la madre viajó con el niño y programó la aplicación en una clínica privada de Tui, justo después de comprarla. Evitó así el viaje de vuelta a casa con la vacuna por el riesgo de que se rompa la cadena de frío. Boticarios y pediatras mantienen, no obstante, que a temperatura ideal en nevera no hay problema para viajar.
Mar Golpe es una de las madres de Galicia que más reivindicó la necesidad de poder comprar las vacunas en Galicia sin tener que acudir al país vecino. El mensaje por parte de los pediatras de que era necesaria la universalización de esta vacuna llevó a madres y padres a pedir la inclusión de Bexsero en el calendario vacunal oficial. Las administraciones sanitarias no dieron ese paso pero sí otro que fue decisivo para poder comprar en Galicia la vacuna contra la meningitis B. El pasado mes de octubre permitieron que la vacuna se comercializase en las farmacias. Este uso, individual y voluntario por parte de los padres que deseen prevenir a los pequeños, se une a la cobertura hospitalaria, que garantiza la sanidad pública para los casos de riesgo.
Al permitir su venta libre en farmacia, la cantidad de padres que se presentaron para comprarla fue, desde un principio, muy superior al stock enviado a las boticas, al menos en Galicia. Lo que piden ahora las madres y padres es que se envíen suficientes vacunas. "Lo que nos sigue chocando es que haya dosis de sobra en las boticas de Portugal y en las nuestras no", comenta Mar Golpe, tras explicar que el laboratorio tiene problemas de abastecimiento debido a la alta demanda en distintos puntos geográficos.
Apunta Mar que este año parece más calmado que el año pasado: "el último caso en la zona de Arteixo y A Coruña fue un niño de Vilaboa, de unos 5 años, que ingresó pero ya se recuperó, sin problemas; nos comentaron que tenía la primera dosis puesta".
Mar ha conseguido adquirir en Galicia la segunda dosis para su pequeño. "Yo he tenido suerte pero también tengo amigas que están dispuestas a bajar ahora a Portugal a comprar esta segunda vacuna; alguna de ellas con tres hijos", expresa Mar. A Golpe le gustaría que las autoridades (o el laboratorio) enviasen a Galicia más vacunas desde otros lugares en los que no se detecte tanta demanda, por una cuestión de "redistribuir existencias".
in Faro de Vigo