domingo, 28 de fevereiro de 2016

Tui derribará la fábrica de Cam-Fram para que se levante un nuevo juzgado

Técnicos del Concello ultiman el proyecto de demolición de la vieja empresa de ruedas
Técnicos del Concello de Tui ultiman el proyecto de derribo del edificio de la antigua fábrica de Cam-Fram, en la avenida de la Concordia. La concejala de Urbanismo, Yolanda Rodríguez, que supervisó los trabajos en una visita a las instalaciones, avanzó que la intención es demoler la edificación con cargo al plan de concellos de la Deputación. El pleno municipal aprobó ya la propuesta de cesión del solar a la Xunta como posible ubicación para un nuevo edificio judicial que acabe con el caos que sufren las tres salas actuales por sus limitaciones físicas y materiales.
El inmueble, en el que nunca hubo actividad, es un mamotreto de tres plantas y buhardilla que asumió el Concello tras una polémica permuta de terrenos. Un exponente de feísmo urbano en plena avenida de la Concordia, donde se concentran varios colegios, con el que nada se ha podido hacer en la última década.
En su momento se ofreció como alternativa para construir el nuevo centro de salud pero la parcela no cumplía los requisitos. «En la reunión que mantuvimos tras la toma de posesión con Alfonso Rueda en Santiago ya se le planteó la posibilidad pero, bien para juzgado o como centro de día, el terreno debe ponerse a disposición de la Administración libre de cargas», recordó la edila de Urbanismo e Facenda.
Librarse de esta carga que ahora preside, además, la rotonda de cambio de sentido en la avenida de Concordia y de enlace con la de Maristas supondrá un importante desembolso. Los técnicos trabajan aún en la redacción del proyecto por lo que está sin definir el coste. Cuando hace años el exalcalde Moisés Rodríguez intentó hacerlo desaparecer, la factura ascendía a 120.000 euros. «Esperaremos a concretar su destino para que la constructora de las nuevas instalaciones asuma ese coste de demolición», afirmó entonces el exregidor.
Los múltiples proyectos para este espacio duermen el sueño de los justos mientras el edificio continúa su evidente deterioro. Tiene todas las cristaleras rotas y está en medio de un zarzal, además de salpicado de grafitos. El inmueble está ubicado a escasos metros de la casa en ruinas que, tras una año de apremios por parte del Concello, se ha demolido hace unas semanas. Se trata de otro de los edificios a eliminar en la zona, pero no el único. Al lado hay otra de las construcciones que daban servicio a la fábrica en un estado similar.
El gobierno local considera que se trataría de la localización idónea para los juzgados. Hace ya seis años que se habilitó una tercera sala «con carácter provisional» en un local del Paseo de la Corredoira que no cumple los requisitos mínimos, según han denunciado los sindicatos. Los profesionales que trabajan en estos tres juzgados iniciaron ya el año pasado las movilizaciones para reclamar unas instalaciones «dignas».
Coste: 120.000 ?
Hace unos años
El exalcalde Moisés Rodríguez renunció en su día al derribo «por su alto coste económico»
Usuarios: 80.000
El partido judicial
Los juzgados tudenses dan servicio a toda la comarca de O Baixo Miño
Juzgados: 3
Uno de 120 metros cuadrados
Abogados, jueces, procuradores y vecinos reclaman un edificio único y «digno»
in La Voz de Galicia