sexta-feira, 25 de novembro de 2016

La viguesa Marsan abre una nave en Valença para crecer

El proyecto conlleva una inversión de 1,35 millones de euros
El sector de la automoción sigue expandiéndose en Portugal. La viguesa Marsan Transformaciones Superficiales abrirá una nave en Valença do Minho en un proyecto con un coste de 1,35 millones de euros.
La compañía fabrica componentes que integran tecnologías de: cataforesis, pintura en polvo, estampación, soldaduras, montajes y logística de entregas.
Marsan ha decidido implantarse en el norte de Portugal debido al crecimiento experimentado por la empresa, la existencia de clientes en la zona y el auge del sector en este país. El proyecto contempla la creación de 22 empleos en 2017 y se prevé que se incremente hasta 40 puestos de trabajo en 2021.
El presidente de Marsan, Luciano Martínez Covelo, resalta "la importancia de esta inversión en Portugal, que ahorrará costes logísticos que permitirán ser más productivos tanto a Marsan como a sus clientes, dentro de la cadena de valor, consiguiendo una organización logística más racional y más moderna". La madrileña Cofides financia el 50% de la operación.
Tras firmar el acuerdo de financiación, el presidente de Cofides, Salvador Marín, destacó la importancia de potenciar el crecimiento internacional de las pymes españolas puesto que “así afianzan su posición en España y refuerzan su competitividad, generando empleo tanto en el lugar de destino como en España”.
Marsan Transformaciones Superficiales es una pyme que inició su actividad en Vigo en 1951 y que proporciona productos y servicios principalmente a la industria de automoción. Cuenta con una plantilla de 101 empleados en España y 72 en México. 
 Marsan dispone de instalaciones en el Parque Tecnológico de Vigo y dos plantas en México (Celaya y Villagran). La principal línea de actividad de la empresa es el recubrimiento para protección superficial mediante pintura en polvo, pintura líquida y cataforesis, las transformaciones metálicas (estampación, soldadura, revestimientos, y ensamblajes), así como la logística de almacenamiento y entregas.
Entre sus clientes se encuentran las principales firmas de automoción. La empresa apuesta por la inversión en actividades de I+D+i, tanto en proyectos relacionados con la actividad propia como proyectos en otro ámbito para la búsqueda de nuevas líneas de negocio.
in Atlântico Diário