sábado, 31 de dezembro de 2016

SAN SIMÓN – ALOIA

El otoño avanza hacia su ecuador y a estas alturas aún parece una prolongación del verano con estos días calurosos y soleados. Los pequeños ríos como el San Simón, protagonista de la ruta de este lunes, siguen con sus cauces descarnados, casi secos, mostrando su lecho formado por piedras y tierra por donde se cuela un delgado y casi invisible hilo de agua.
San Simón es también el nombre de la localidad en donde hemos comenzado nuestra ruta. Pertenece a la porriñesa parroquia de Mosende y se encuentra en la falda sureste de la sierra del Galiñeiro que se inicia en el pico de su mismo nombre para terminar en el Aloia, el mítico monte en los aledaños de la ciudad de Tui.
Casi siempre por pistas forestales, entre pinares, llegamos al merendero de San José de Prado enlazando con el PRG 2, uno de los senderos catalogados por la FGM ya que está en perfectas condiciones de mantenimiento, bien señalizado y cuidado.
Este PRG está trazado sobre la espina dorsal de la sierra y nos lleva directamente a la cumbre del monte Aloia y a su parque en donde se encuentra la capilla de San Julián y el albergue de peregrinos, así como el mirador sobre Tui y el Miño. También se halla en su entorno el restaurante Monte Aloia muy visitado en este día de puente de Todos los Santos y en donde nos tienen preparado un magnífico cocido que acompañado de un mencía como el Rectoral de Amandi, un clásico de la Ribeira sacra, nos deja a los doce que componemos la marcha de hoy en perfectas condiciones para atacar el resto de la ruta que nos lleva monte abajo por una serpenteada pista hasta el inicio de la caminata a donde llegamos cuando, a causa del cambio de hora, la tarde se va acercando a la noche.
in Sendereando