segunda-feira, 9 de janeiro de 2017

Los grabados rupestres de Tapada de Ousao. Valença do Minho

La estación rupestre de Tapada de Ousao y las de Monte de Fortes que están muy cerca comparten la ladera de una misma montaña, en Valença do Minho,  y por tanto una misma panorámica del  valle del Miño en sus últimos quilometros. No se ve la  desembocadura del río pero si el Monte Tecla que la señala; y en una posición un poco al Norte de donde se pone el sol en el solsticio de invierno. Nadie ha hecho aún estas fotografías pero aún estos días, casi un mes mas tarde, el sol en su descenso pasa por esta su posición mas al Sur y la imagen tendría valor fotográfico y arqueoastronómico. 
    La  cara superior es plana e inclinada y acaba en un promontorio o monte  que  rodean  lineas circulares concéntricas con centro en la cumbre. Produce vértigo ver la cara superior desde arriba; debemos observarla desde abajo o desde los laterales de la roca. Está totalmente insculturada, hay muchas cazoletas  y una forma circular de buen tamaño y grandes surcos que descienden hacia ella  . Tiene además varios radios y uno de ellos solo se desvía un poco de la dirección Oeste.
Sobretodo  llaman la atención los grabados que están  realizados en el borde de la cara superior y que  se prolongan por la  cara lateral  del Este. Solo en este lado los hay ; además la roca está situada en un socavón y hacia el Este hay un gran desnivel. Para ver los grabados debemos situarnos de este lado , y al hacerlo nos orientamos al Oeste.
 He visitado muchas veces este lugar. La última vez, antes de ayer,  al hacer un barrido con la brújula no aparecieron  alineamientos equinociales entre elementos significativos de estos grabados . Pero decidí   hacer las fotografías en estricta dirección Este-Oeste. Desde esta perspectiva ¿ puede verse una nueva apariencia del promontorio o monte en el que acaba la roca ? ¿una apariencia antropomorfa?
in Rutas y Paisages