terça-feira, 17 de janeiro de 2017

Un discapacitado tudense, invitado al palco de Riazor veinte años después de su primera visita

Julián Tur pudo ver en directo en A Coruña al Villareal después de asistir en 1996 a otro encuentro con el Hércules
Hay dos días que el tudense Julián Tur no olvidará el resto de su vida. Hace 20 años, para celebrar su cumpleaños, el Deportivo, el club de sus amores, le invitó al palco de Riazor. Y este fin de semana, repitió experiencia en el partido contra el Villarreal en A Coruña. Su sueño empezó a coger forma cuando José Ángel López, un Guardia Civil entonces en activo pero que ahora ya jubilado, se mudó a la parroquia de Caldelas de Tui y conoció a su vecino Julián, que padece una discapacidad intelectual. «Siempre hablaba del Dépor, era su gran pasión», apunta veinte años después José Ángel. En el 1996 escribió una carta al Deportivo explicando que la mayor ilusión de Julián era conocer a los jugadores. La respuesta fue inmediata y la familia Tur López fue invitada en el cumpleaños de Julián al partido que iba a disputarse contra el Hércules.Si aquel día fue inolvidable, no lo fue menos el que vivió este sábado, de nuevo en Riazor, cuando Julián y sus familiares fueron invitados al Deportivo-Villarreal. Su amigo José Ángel López volvió a escribir una carta al club coruñés para ver si, veinte años después, Julián podía volver a disfrutar de una experiencia como la del 1996. La respuesta del Deportivo no se hizo esperar y llegó el mejor día posible. «Nos llegó la respuesta el día de Reyes. Fue el mejor regalo que Julián podía imaginar», dice José Luis, que viajó con la familia este sábado a Riazor.
in La Voz de Galicia